El Sistema Arbitral de Consumo es un procedimiento extrajudicial, voluntario, gratuito, sencillo rápido: los expedientes se tramitan en noventa días naturales desde la fecha en que se recibe la documentación completa y necesaria para tramitar el procedimiento.

El arbitraje debe ser aceptado por ambas partes, e implica una mediación previa preceptiva al arbitraje propiamente dicho. Si el conflicto no se soluciona en esa fase, actuarían los órganos arbitrales (tripartitos o unipersonales) que, una vez estudiado el caso concreto, emitirán un laudo de obligado cumplimiento por ambas partes.

Cuestiones importantes a tener en cuenta

  • Si el consumidor decide resolver el conflicto mediante el arbitraje, ya no podrá acudir a la vía judicial.
  • No pueden ser objeto de arbitraje las siguientes cuestiones:
    • Si hay intoxicaciónlesiónmuerte existen indicios de delito.
    • Las causas sobre las que exista una resolución judicial firme.
    • Si el conflicto afecta a materias sobre las que las partes no tienen poder de libre disposición.
    • Si las partes no tienen capacidad de obrar o no pueden actuar por si mismas.
Preferencias
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.
Abrir chat